1 ago. 2011

Flor de Lis... in the beginning

¿Quién me iba a decir que se iban a cambiar las tornas e iba a tener a Eris con el culo en pompa en mi camilla dispuesta a que la inflija dolor? ¿Dónde vamos a parar?


Además de ser una de mis mejores amigas, hemos recorrido juntas los escenarios haciendo performances bdsmeras en las que servidora solía salir con las nalgas aviadas, claro que
aquí se aplica el dicho de sarna con gusto no pica. De la misma manera lo podemos extrapolar al tattoo de Eris, que dos horas después de acabar ya me estaba diciendo "¡quiero seguir!".

Meses ha, me dijo que quería tatuarse y un día en casa haciendo el mierda (mientras veíamos algún capítulo de True Blood, seguramente) hicimos el diseño y quedó encantada, más bien fue un: "molaría una flor de lis que fuera así y así y que luego subiera una almáciga con reguerillo, blablablá..." y yo mientras, lápiz en mano, sacando lo que me venía a la cabeza, hasta que le dije "¿esto?" y acerté :D ¡cómo soy!


Está pensado para que salga desde la diartroanfiartrosis o promontorio hasta... ¡hasta arriba!. El diseño es una primera sección que acabará a la mitad de la espalda pero lo continuaremos hasta casi la nuca. La primera sesión ha sido para la flor de lis, a la altura del sacro, no hemos querido ir a por más para que quedase nike y prela.



¿Por qué la flor de lis? el anthericum liliago ha sido una representación recurrente a lo largo de la historia con diferentes funciones y significados. Al lirio, apreciado por su belleza, se le ha adjudicado una simbología de caracter espiritual, relacionado con la pureza e iluminación. Ha acompañado a escudos nobiliarios y ha sido incluído en los blasones de alquimistas que se consideraban dignos de portar tal distintivo. Así mismo, Alejandro Dumas nos deja testimonio del uso de la flor de lis como marca a fuego destinada los reos; al ser en la época emblema de la casa real francesa, con la aplicación de ese estigma el rey decía a los ciudadanos de bien "cuidado con éste, que ya hemos visto nosotros que no es bueno", más concretamente, en la novela de Dumas, lo que quiere decir es "cuidado con Milady que es una adúltera y una perra hueca y no puede ser de fiar". Ahí donde lo veis, con su delicada forma y su aspecto noble y formal, no deja de ser un tatuaje golfo.

Próximamente (espero)... Flor de Lis ¡round two!

No hay comentarios:

Publicar un comentario