19 ago. 2011

Tierra de Nadie, epítome

En el anterior Dies Veneris os adelantaba que este año me iba a desflorar como asistente a las jornadas lúdicas de Mollina, en Málaga... ha sido brutal. Llegué el lunes a casa totalmente destruida, deshidratada (no es que no se pueda beber agua, pero se te olvida al estar entretenido), con un déficit de sueño importante y la impresión de estar saliendo de los límites de la realidad. Por la noche me acosté con la sensación de tener fiebre de puro agotamiento y al día siguiente me desperté pensando si todo habría sido una alucinación, evidentemente no: hay fotos. 

¡No es lo mismo! No es la misma liga, nisiquiera es el mismo jodido juego...

Todo lo que contaban es verdad, aunque diría yo que una verdad menguada por no hacer que una se sienta desgraciada al haberse perdido las anteriores ediciones de las TdN. Alrededor de 600 personas y entorno a 300 actividades en 4 días de no parar (no se si exagero o me quedo corta). Las instalaciones: brutales, mucho espacio y salas para hacer partidas y talleres, la piscina ya la querría yo para mi barrio, las tiendas de campaña hermosas... Este año me ha tocado camping por novata, pero al año que viene intentaré conseguir habitación en el CEULAJ, que ya seré veterana. Lástima que haya coincidido con la feria de Mollina, teníamos reggeton a todo meter en la cepa de la oreja desde las 0:00 hasta las 7:00, aunque con lo muerta que llegaba al saco de dormir ni me enteré.

Las estrellas y todos estos

Jayne Mansfield y El Fary spirituneando a Ana Torroja
Encontré muchísimas caras conocidas, conocí a gente fetén de toda la geografía española, re-conocí a personas que ya me habían presentado pero de las que no me acordaba (soy así de monguer) y jugué y roleé y abrevé cerveza a cada ocasión que se prestaba, tuve tiempo para remojarme el culo con posterior siesta y masaje en los pies (coincidí con los del taller de masaje que necesitaban cobayas) y no morí.

Aparte de las partidas con preinscripción on line, pude apuntarme a unas cuantas actividades in situ, aún así me quedó por visitar el polideportivo en el que había gente jugando a las maquinitas y tiendas para comprar cosas freacas, me perdí la charla de despedida en la que hicieron sorteos y también me quedé con el gusanillo de apuntarme a algún taller y jugar a juegos de mesa, pero en verdad os digo que no tuve tiempo de más. Cierto es que el rol en vivo es lo que más me tira, así que fue lo que más aproveché. Y bien aprovechado: nivelazo de masters que se curraron unas partidacas cojonudas, no puedo decir que me aburriera en ninguna de ellas, más bien todo lo contrario.

Sue "drummer of the gods" recorriendo el poderoso sendero del metal

No dejo de pensar que es algo impresionante: 300 ¡300 actividades! y todas montadas por gente como tú y como yo, por amor al arte, gente con preocupaciones propias que dedican su tiempo libre en organizarlas, quedándose incluso noches sin dormir escribiendo fichas y preparando material para hacer que cada año sea más apoteósico todo. Por no hablar del buenrollismo que se respira por todos lados entre los que llevábamos colgando del cuello la acreditación de asistente. Al año que viene me gustaría preparar algo, seguramente un taller, a ver qué se me ocurre.

Escuché una frase repetidas veces en las jornadas que aprovecharé aquí para usarla como epílogo: Cuando los frikis buenos mueren van a parar al CEULAJ.

4 comentarios:

  1. Me alegro de que lo pasaras bien, me habría extrañado que no fuera así :)

    Las TdN son las mejores jornadas que se hacen en este país, punto. El año que viene volveremos a estar ahí. La lucha por una habitación será muy fiera :D

    ResponderEliminar
  2. Bueno, aunque la espera ha sido harto dolorosa, sabes que me encanta que te divertas. Además te hago públicamente una confesión: Has ido de avanzadilla, porque el año que viene me tienes que introducir!. Ahora si, no pienso ir con una mano delnate y otra detrás, ya estás hablando con Miguel Angel "mothefucker" Talha para que me aleccione en el maravilloso mundo del REV... A Topo no le decimos nada que no me fío!

    ResponderEliminar
  3. Envidia. Yo llevo dos años quierendo ir con CP, Mithur & Co. y siempre me pasa algo...

    ResponderEliminar