23 sept. 2011

El Secdeto

¿Quieres hacer pastaca? ¿Tener un cuerpazo de pánico? ¿Tocar la guitarra mejor que el del anuncio del C.C.C? ¿Que tu novio la tenga de aquí a Camboya sin necesidad de viajar a Camboya? ¡Qué demonios! ¿Quieres viajar a Camboya? Todo lo puedes conseguir con "El Secreto".
Hace unos días mi amiga Ana me recomendó entre cervezas que
me leyera El Secreto, The Secret, un libro de auotoayuda que escribió una tal Rhonda Byrne ¿Qué quién es? una yanki que se está forrando ¡porque sigue los dogmas del secreto! bueno, y porque vende un dvd y un libro. Me avisó de que es autoayudoso, pero se pueden salvar unas cuantas frases. Me lo bajé piratón y me lo eché al Kindle. Como ya me he acabado el primero de Juego de Tronos y estoy saturada de ficción medievalera me puse a leerlo ¡Y no me ha defraudado en absoluto! Cumple todas las espectativas: es autoayudoso hasta la náusea. Reiteraciones y más reiteraciones de frases dando vueltas sobre las mismas cosas, exclamaciones cada 5 páginas, afirmaciones sin fundamento apoyadas por sofismas y avaladas por experiencias "reales" aunque subjetivas, refuerzo del crédito de su base a través de la aseveración de que los grandes genios de la humanidad conocían "El Secreto" y seguían sus pautas a diario para llegar donde llegaron, pese a que alguno de los que habla consiguieron la celebridad a título póstumo y fueron pobres como ratas. ¿Y cómo saben que eso era así? porque lo dicen los gurús que participan en el libro y ya está.

Os estaréis preguntando de qué va el libro, antes os contaré un chiste que creo que capta la esencia perfectamente:

Esto es Shakespeare cuando era pequeño que se levanta a mear y ve a su hermana en la cama refocilándose convulsívamente en una serie de tocamientos lascivos mientras susurra entre jadeos "Quiero un hombre, quiero un hombre...", a la noche siguiente la vuelve a ver en la misma actitud y así continúa sucediendo día tras día hasta que una noche se la encuentra con un hombre en la cama. El pequeño Shakespeare vuelve corriendo a su cama, se la saca y empieza a tocarse mientras exclama "¡Quiero una bici, quiero una bici!"

A lo que iba, os hago un pequeño resumen de la obra: para conseguir cosas en esta vida hay que hacer un ejercicio de visualización, imaginarse que uno lo ha conseguido ya, no que lo va a conseguir y entonces el universo te escucha y te lo manda en un acto de "cu-cu tras". Por otro lado, si lo que haces es pensar en cosas que no tienes el universo te hace un "¿querías chocolate? pues toma dos tazas" y te sigue mandando cosas chungas. También habla de que para conseguirlo hay que darle las gracias al creador o a la energía del universo cada día. Lo malo de eso es que cada vez que alguien, en vez de hablar del Dios de toda la vida, cambia el término por "especie de fuerza suprema creadora" Dios mata a un gatito.

Ejemplo: he dejado arriba un cheque en blanco del Banco del Universo que te puedes descargar de su web (no es coña), lo que tienes que hacer es imprimirlo, poner una cifra gorda a tu nombre, pegártelo en la pared y mirarlo todos los día mientras te ves a tí mismo disfrutando de ese dineraco: nadando en la cama entre billetes, vestido de gansta y rodeado de lumis... Si haces eso, afirma mi amiga Rhonda, más tarde o más temprano el Universo te lo va a hacer llegar porque un "Tú" de un universo paralelo ya lo tiene, así que imposible no es. ¡Funciona con el dinero y funciona con cualquier cosa que visualices! o eso trata de hacernos creer. No puedo dejar de acordarme de esta escena de la Vida Brian.


¡Todo eso es Brujería! de hecho, la propia Rhonda manifiesta pesar lo mismo que un ganso... aunque un ganso gordo: pasó de 65 a 52 kilos visualizándolo.

Sin embargo hay cosas que me han parecido interesantes. Una es la de dar las gracias: evidentemente, al ser atea y escéptica hasta la médula, no le voy a dar las gracias a nadie, menos por cosas que estoy convencida de que he conseguido por mí misma, pero creo que haría el mismo efecto celebrar las cosas positivas que una tiene en la vida. Si cambiamos el verbo agradecer por celebrar ese punto me parece constructivo. También me quedo con lo de visualizar lo que deseas, sin que sea una lucha contra la realidad, como le pasaba a Loretta. Eso es la autoconvicción de toda la vida y a la hora de emprender algo, si no lo haces con la disposición de ánimo adecuada, obviamente, no lo vas a conseguir, eso lo saben aquí y en Lima.

Como dice que hay que buscar primero las cosas que celebrar me puse a ello con el papel delante para escribir una lista, separándolo en ámbitos de mi vida: el trabajo, mis proyectos, mi vida personal, mi situación económica... y, vaya, sólo me venía a la cabeza la mierda que es todo, no encontraba más razones para sonreir por la mañana que los videos de gatitos del youtube. Llegué a la conclusión de que ese método no me funcionaba, pero ya que estaba sembrada me puse a escribir una lista titulada "¡MAL, MAL, MAL!" con todos los problemas que considero que hay en mi vida. Después de analizarla pensé: "ya que estás escribe las posibles vías de solución" y, oye, fui encontrando qué escribir. El paso siguiente fue pensar cómo quiero que sea mi vida en cada uno de sus aspectos teniendo en cuenta lo anterior y sin usar la palabra "no" en ninguna frase, por aquello de tender a la positividad. Entonces y sólo entonces pude empezar a enumerar cosas buenas que tengo en mí y a mi alrededor para conseguir esa perspectiva de color pink-rose, convertirlas en herramientas para acometer las soluciones y deshacerme de los problemas que se me ocurrieron en la primera lista. ¿Y después de escribir eso qué? Pues no creo que me pase como a la hermana de William Shakespeare y me llegue todo a través del Universo, pero son cosas que debo tener presentes para continuar siendo positiva. Lo escribí en papelitos y lo pegué en el tablón del estudio para mirarlo cuando me venga bien e ir añadiendo cosas que se me vayan ocurriendo.


"Pero has emborronado las letras nos quedamos sin saber qué tiene tu vida que tengamos que envidiar" Jajajaja... lo sé ¡Pero mira la listaca que me ha salido! Hacéos una lista vosotros, igual luego lo veis todo menos negro, noir.

6 comentarios:

  1. Ahí va, me han puesto un "mierder" pensé que nunca lo iba a conseguir ¡Viva!

    ResponderEliminar
  2. Eres el patito de Lolo Rico: Líder y Guía y Futuro y Progreso...

    Eso si, con WinDecipher para Photoshop se puede leer perfectamente lo que has escrito... me he partido la caja con lo de las mamellas XD

    ResponderEliminar
  3. Sí: el windepicher cs2... ¡sé que lo has leído con tu neuro-casco!

    ResponderEliminar
  4. No me puedo creer que aún me guardes rencor por eso :( Si te sirve de consuelo... ahora si tengo algo parecido para los simuladores de vuelo... el TrackIR, con el que selecciono objetivos con el movimiento de cabeza, como en "el trueno azul". :D

    ResponderEliminar
  5. Me ha dejado loco...visualizare tatuajes jajjaja

    ResponderEliminar
  6. Yo me lei el libro y llegue a las mismas conclusiones que tu. Para forrarse solo hay que escribir un libro diciendo a todo el mundo que te lo compren y se forraran :P Me parece genial lo de las listas. Yo llevo haciendo cosas parecidas unos meses y los resultados son bastante geniales :) Eso si, visualizar sigue siendo uno de los mecanismos mas fuertes para conseguir hacer cosas. No porque un ente alienigena te conceda deseos, sino porque creas las estructuras mentales para llevar a cabo las tareas necesarias. Celebrar es necesario para ser feliz. Pero sobre todo, esperar que algo pase porque te lo "mereces" o porque has hecho un conjuro.... Fail total. Las cosas pasan si te las curras, y muchas cosas que merecen la pena son jodidas de conseguir.

    ResponderEliminar