16 sept. 2011

I-love-craft

Esta semana he estado dándole a las pinturitas y me he hecho dos pares de zapatillas rollo Converse y una camiseta para el Jesus, que va desnudito el pobre.

El procedimiento ha sido similar al que utilicé con las Vans oldschooleras, sólo que esta vez he probado cosas nuevas como el negativo sobre negro y usar imprimación blanca como base sobre tela de color. 
¿Por qué te ha dado por ahí, Zio? ¿Necesitas estar entretenida para no hacerle caso a las voces de tu cabeza? ¡Ven a jugar con nosotras, Zio! ¡Aaaaaeee! Son como los dibujos de un libro, si dejo de mirar desaparecerán... lo que os decía: la cosa es que estoy
preparando ya mi web de customización de zapatillas y textiles en general y necesito material para mostrar. Que esto tiene tirón, de hecho, he puesto las fotos en Facebook y ya me han salido encargos ¡Heil yo-misma! ¡Pero aún tengo muchas cosas en la cabeza! Como se acerca el invierno y llevar zapatillas de lona va a ser inviable en unos meses, al menos en Madrid, tengo pensado hacerme con guantes, mitones, gorras, camisas... ¡movidas! para redefinirlas como piezas únicas al alcance de todos los bolsillos. Iré dejando aquí los "incoming" de los diseños que se me vayan ocurriendo para que no os falte de nada, reyes y reinas.

 


















¡Trocotró! A las japonesas les he añadido un sol en la puntera a última hora porque me parece que lo parte todo. Los kanjis de detrás dicen izquierda y derecha respectivamente, por lo que sea.


¿Y la camiseta? Cuando le hice las Vans a Jesús, uno de los diseños en los que pensé fue en la derringer entre rosas y la criatura se quedó con el gusanillo de llevar ese dibujo en algún lado. Aprovechando una camiseta que sustrajo cuando trabajaba en Puma hoy le he hecho un poco más feliz. Estoy pensando en ponerle arriba un "love thy neighbor" o algo así para que llene más... siempre hay tiempo. Lo bueno es que voy a tener ocasión de testear si es verdad todo lo que cuentan de las Setacolor y se puede meter en la lavadora la tela pintada y fijada. Digo yo que en frío sí, con las zapatillas no pasa nada, pero las camisetas acaban oliendo a feromona chungamente.


Si hacéis pedidos antes de que tenga la página montada hay descuento de preapertura y además os regalo un chiste de Shakespeare de cosecha propia. Por cierto, ahí va uno de regalo, sin hacer pedido ni nada, se me ocurrió pintando las zapatillas negras:

Dice que va Shakespeare a Japón y le pregunta a un japonés enmascarado:
- ¿Me prestas tu máscara?
A lo que el japonés contesta: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario