28 oct. 2011

Happy Halloween!

¡Ay Señor, no somos nada! Aquí sigo con mi pequeña convalecencia, durmiendo a ratos, con hipo cada vez que como algo, que el vendaje me comprime un poco el diafragma, y tratando de que el gato no se ponga muy cariñoso y se suba encima mío a darme besos pisándome las tetas. También he estado al teléfono y contestando a la gente que me ha escrito para ver qué tal iba todo. ¡Gracias, muchachada!

Nos perdimos ayer el "Swing Madrid Night" de Halloween y no creo que hagamos nada este año por la festividad de todos tus muertos, ni disfraces ni nada. En fin, son contingencias
inevitables, estoy un poco catacrock y bien de medicada como para salir a tomarme nada, de cualquier manera el lunes pienso hacer algo, aunque sea bajarme una peli y saltarme la dieta con palomitas de microondas y helado de chocolate. Halloween puede sucedernos cada día si lo llevamos en nuestros corazones sangrantes, así que para otro finde ya se organizará algo.

No es que me coman las paredes, pero sí es verdad que esto de languidecer es aburrido. Hoy me he tragado los cuatro episodios de "American Horror Story" que hay subidos en internet. Es una serie raruna que, bueno, no está mal. Os la resumo sin hacer mucho spoiler: esto es un matrimonio con problemas y una hija adolescente que se mudan a una casa de 1920 que ya la quisiera yo para mí en la que hay una media de un asesinato por año, hay una criada tuerta a la que sólo el padre ve con la apariencia de porno-chacha, sale un traje de látex que yo creo que acabará poniéndose todo el mundo en la serie y Jessica Lange tiene una hija monguer. La banda sonora está hecha con retales de pelis de suspense y terror claramente reconocibles.



Por otro lado, he estado dibujando.

Os pongo aquí en premiere el diseño de la continuación del tatuaje del cuervo, he estado diseñando los lobos que irán debajo encadenados al martillo de Thor que todavía tengo pendiente diseñar. Espero poder plasmarlo en piel humana ahora en Noviembre si Juanma tiene tiempo de pasarse por Madrid.



Pasad un buen Dies Veneris, un feliz Halloween, y si un intruso con un hacha se mete en vuestra casa no huyáis subiendo al piso de arriba, es una estupidez.

1 comentario:

  1. cuídate y languidece todo lo que sea necesario. luego ya te cobrarás lo tuyo. ánimo!

    ResponderEliminar