7 oct. 2011

¿Se lo comió mi perro?

Tenía preparado un dies veneris de aúpa, pero se lo comió mi perro... En realidad es que he tenido mucho lío... ¡No podéis conocerme tan bien como para seguir sin creerme!

Es cierto que esta semana no he parado: he tenido bastantes clases, me he hecho un portfolio para recorrer estudios de tattoo buscando curro, lo he presentado en unos cuantos sitios, he tenido que urdir tramas maestras para el cumpleaños de Jesús, he estado aprendiendo a bailar lindy-hop y he empezado unas zapatillas nuevas. Ahora tengo que irme a buscar los  aguacates perfectos para salvar a la humanidad una vez más, bueno, en realidad son para hacer guacamole y después tengo que salir pitando de fin de semana dominguero. El lunes sin falta os cuento todo con pelos, señales y hasta mocos, es más: puede que tengáis varios post esta semana, porque soy una penitente de vocación. Para que os entretengáis os dejo un dado que he hecho con mi gepeto que podéis imprimir en borrador rápido por la cara de atrás de una carta del banco porque no merezco más ¡soy basura! El lunes, el lunes, lo prometo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario