20 nov. 2011

Cosas que solo pueden suceder un Dies Veneris II

Salir de casa vestida de colegiala kinky a las nueve de la noche y volver a las 5 de la madrugada con más magnesio en sangre de lo normal, un AK-47 debajo del brazo y la sensación de haber hecho un buen trabajo. ¿Que cómo me meto en estos jardines? ¡Despertalia lo hace posible!


Hace tiempo os hablé de Ecos, una partida de rol en vivo que organizó mi amigo Talha
con su empresa de animación Despertalia para un sweet sixteen en la que me pidió que le echara una mano. Ha vuelto a suceder... En esta ocasión tenía que organizar una despedida de soltero para un médico argentino orquestada por uno de sus hermanos. Quería proporcionarle una noche inolvidable, o lo que es lo mismo: prepararle alguna putada que hiciera funambulismo sobre la delgada línea entre lo ocurrente y perdonable y la broma del peor gusto que pudiera llegar a causarle terrores nocturnos posteriores. 

De ese vago concepto debía salir una partida con un desarrollo tipo cluedo con número de streptease incluído (el novio quería que le organizasen cualquier cosa menos noche de strippers, así que venía al caso) y escena traumática de la mayor credibilidad y crueldad para que el novio pensase que se había ido todo a la mierda. En un alarde de challenge accepted, Talha dejó preparada la partida en sólo tres días, en los cuales asegura haber dormido horas negativas, acostándose a las 8 de la madrugada para despertarse a las 6 a.m. del mismo dia. El resultado fue "Kiss Kiss Kill Kill": Trece personajes se dan cita en el Kiss Kiss, un local de streptease, en la noche que puede cambiar sus vidas para siempre. 

En este punto del post me veo obligada a hacer spoiler de la partida, así que si tenéis curiosidad y queréis contratarla es el momento de dejar de leer y contactar con Despertalia.

La trama gira entorno al asesinato por envenenamiento de Serena, una de las bailarinas gemelas, que tiene lugar al principio de la velada durante el baile exótico. La idea es que sólo el jugador que interpreta al asesino tenga noción de que eso puede suceder, el resto de jugadores debe experimentar el miedo real de ver morir a la actriz que hace de Serena entre horribles espasmos delante de su propia cara. Cuando me lo propuso mi colega pensé: ¿Prepararme un número de baile, disfrazarme, asustar a un nutrido grupo de hombres hechos y derechos con espumarajos, sangre y convulsiones, poder jugar la partida después como Selena, la otra hermana, y además cobrar por ello? ¿Qué es esto, Navidad? Y así es como me meto en estos embolaos.

Por aclamación popular se eligió el número de la colegiala cachonda y, por preferencia propia, la versión del School's Out de Alice Cooper interpretada por Megadeth de fondo. Desgraciadamente hubo problemas con la música y al final sonó Purple Haze de Hendrix, pero quedó bonico.



De no haber sido frustrada la actuación por La Parca, hubiera sido un streptease chulo, muy cliché pero chulo. Como tenía que ser creíble que me quedara tiesa allí mismo hice como que me caía un par de veces y he de reconocer que me jodió un poco que en esos momentos los jugadores pusieran cara de "si es que debe ser amateur la pobrecita" lo que me hizo pensar "¿Ah, sí? pues os vais a cagar". Aproveché un par de paseos para meterme en la boca el suplemento efervescente de magnesio sabor limón y una cápsula de sangre que llevaba escondidos en el tetero. Un poco más de bailecillo para llenar bien de espuma la boca y ¡catacrocker! Ay... ¿por qué disfruto tanto con estas cosas? ¡Caos! ¡Caos! ¡Caos! La gente gritando: ¡Parad la música! ¿Alguien conoce a esta chica? ¿ha tomado drogas? ¡subidla arriba! Coló pero bien, se lo tragaron todo como si fueran trabajadoras del Kiss Kiss. Cuando estaba retorciéndome en el suelo pensaba "Para haber un médico en la sala están tardando mucho en ponerme en posición de seguridad y evitar que me muerda la lengua o que me ahogue con mi propio vómito", creo que a mi me pasaría igual en su situación. También es curioso cómo funciona la sugestión, me examinaron los ojos y aseguraron que tenía las pupilas dilatadas por haber entrado en shock, o se lo imaginaron o acabo de descubrir que puedo hacerlo a voluntad.

10 jugadores, cinco de los cuales llegaban esa misma tarde en avión desde diferentes puntos del Globo y dos que no pudieron asistir ¡El REV con mayor número de aviones implicados de la historia! Pese a que algunos llegaron con retraso, estaban cansados del viaje y empezamos bastante más tarde y más bebidos de lo esperado dio tiempo a jugar la partida y todo el mundo se lo pasó como un enano, incluídos Javi y Loki, dos colegas que vinieron a sustituir a los que se habían caído. Es bonito no tener criterio, apuntarse a todo lo que le vendan a uno y encima hacerlo con pasión por lo propio: no sólo dejaron de lado cualquier otro plan de viernes noche y rebuscaron en su fondo de armario para interpretar a Balbino y Osvaldo, los gemelos propietarios del Kiss Kiss, si no que incluso Javi se procuró una montura de gafas a juego con su camisa por 3€ sólo para la partida.

La hicimos en Il Particolare, un restaurante bastante pro de la zona de Ópera que tiene un salón en el sótano con cierto toque mazmorril. Los del restaurante estaban avisados de que iba a tener lugar una actividad algo movida que no iba a afectar en absoluto al resto de clientes del local, pero que oyeran lo que oyeran y vieran lo que vieran todo iba a estar bajo control. No obstante, el camarero se preocupó un poco al ver que me subían en brazos con la boca y el escote cubiertos de espumarajos y se vio obligado a bajar por si acaso cuando entré en escena después de la muerte de Serena al grito de "¡Quién ha matado a mi hermana, hijosdeputa!" para que los parroquianos del piso de arriba recobraran el aire de tranquilidad. Se portaron muy bien, nos dejaron media hora más para hacer el briefing final e incluso nos abrieron cuando estaba ya cerrado para recoger la pistola que nos habíamos dejado olvidada en el baño. Unos soles.

Lo del AK es otra historia que ya os contaré...

5 comentarios:

  1. Por Favor!!! YO QUIERO!! Sois los mejores! Besos
    Cripzy

    ResponderEliminar
  2. Sé que sonará terriblemente amateur, pero empiezo a querer escribir más para que luego me hagas las reseñas. Qué gusto que haya cronistas de las fechorías que uno hace.

    Lo curioso es que sólo te haya llamado en dos ocasiones, ambas Dies Veneris. El 95% de lo que me piden es en sábado.

    Sin ti hubiese sido posible, pero probablemente un chorongo. Ahí quedó tu baile, tu entereza al seguir con la farsa después del fallo musical, tus tropiezos, tus miembros colganderos y las babas chorreando ante la distinguida clientela de Il Particolare y el mind fuck discordiano que precedió al enorme 'ME CAGO EN DIOS' de tu enérgica rentrée. Javi y Loki estuvieron ab-so-lu-ta-men-te brillantes en sus papeles de gerentes mellizos, con momentos tan geniales que no aplaudirlos sería un crimen contra la dignidad actoral.

    Con amigos colaboradores con vosotros, mi parte casi sobra. A estas alturas, ya sabéis que probablemente mi denodado trabajo sólo contribuya a estropear mis ideas. XD

    En cualquier caso habrá más, mucho más.

    ResponderEliminar
  3. Miguel, conste que afirmar que no tenemos criterio no hace justicia al curro que te pegas con cada partida (o a la ausencia de él), aunque seamos capaces de divertirnos con cualquier cuchufleta, apuntarnos a estas cosas es de las mejores decisiones que podemos tomar a lo tonto y sin pensarlo, a sabiendas de que nos lo vamos a pasar teta.

    ResponderEliminar
  4. A mí lo que me gusta es veros felizotes. Y que conste que para mí tú siempre serás la teta de la expresión 'pasarlo teta'.

    ResponderEliminar