6 may. 2012

Celebrando el Hanami en el lomo de personas

Es curioso que justo cuando las sakuras de la isla de Hokkaido abren sus pétalos poniendo fin a la festividad del Hanami es cuando he terminado este tatuaje. Ha sido casualidad, pero me parece una serendipia remarcable.





¿Por qué Nerea quiso este tatuaje? Principalmente por un motivo estético, pero si me lee y no conocía las connotaciones que tiene en Japón la figura del cerezo en flor,
seguramente se sorprenda y le guste aún más llevarlo. 

El cerezo tiene una época muy corta de florecimiento, pero es un espectáculo en sí mismo. Una planta que durante el invierno no es más que una maraña de ramas grises se convierte en primavera en una exuberante muestra de belleza, arrebatadora aunque efímera.

Esta naturaleza nos recuerda que la vida, y cada una de sus etapas, pasa sin que nos demos cuenta, todo es transitorio y hay que disfrutar de cada momento, así mismo, tampoco hemos de apegarnos a lo material, porque todo acaba por desaparecer, como la belleza del manto rosado que forman los cerezos tras el paso de la primavera.

Por otro lado, los samuráis, orden de caballería de la nobleza feudal en Japón, adoptó esta flor como emblema, aportándole así un vínculo con los principales valores de dicho estamento: la lealtad y el honor.

Para hacerlo florecer hemos invertido tres sesiones: una para marcar las líneas y empezar el sombreado.



Otra para el sombreado completo. Aquí ya dice algo más y cobra forma, podríamos haberlo dejado perfectamente en blanco y negro, pero el color, aunque leve, le da toda la vida.



Y una última para darle color. La verdad es que fuimos más rápido de lo que pensaba porque Nerea aguantó como una jabata y sé muy bien que, de no ser porque en las sesiones teníamos el tiempo limitado (si llamamos limitado a cuatro o cinco horas de sesión), lo habríamos hecho en menos.









2 comentarios:

  1. A veces pienso que no apreciamos lo suficiente la maravilla de vivir en una latitud con estaciones y lo que traen con ellas.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que ha sido intensísimo el dolor de lomo, pero el resultado ha merecido la pena.

    Cada día mejor, Almu. A ver cuando te lanzas con los cover...

    ResponderEliminar