19 may. 2012

Zio prueba de su propia medicina. Round one!

¡Mi segundo tattoo, at last! 

Mi cara es un poema, pero de los chungos de Lorca en los que muere gente

Las ganas que tenía de empezarlo no son comparables a las que tengo de verlo terminado. Anduve barruntado la idea casi desde que me estaba haciendo el pulpo hasta que ya por fin he he sacado tiempo para hacerme el diseño. Eso sí, soy mi cliente más pejiguero, no
sé cuántas modificaciones le he hecho hasta conseguir lo que quería. Por que era para mí, que si fuera para otro ya le había mandado a zurrir mierdas con un látigo.

Me ha pillado muy cerquita el verano, por perra más que nada, y con el sol va a ser un poco coñazo, habrá que taparlo un poquito, darse cremaza protección 90 y caminar por la sombra, así no me derrito (¡HwoHeHo!).

Ahí van los diseños que me hice hasta llegar al definitivo. La cara del primero me parecía muy monstruo y decidí hacerla algo más dulce. El otro día me dijeron que tenía un rollo hindi, moola. Una vez que tuve claro cómo quería la cara y la composición me puse a dibujar con la tablet, cambié las serpientes como mil veces y lo imprimí para hacerme el transfer otras cuantas hasta que di con el tamaño y con la forma en que iba a terminarlo. Las dos serpientes de los laterales van a quedar cruzadas una sobre otra en la parte de dentro, que está todo calculado y ya lo hemos probado.


Y ahora una curiosidad subnormálica: la noche anterior al día de autos soñé que imprimía el dibujo para el transfer, pero no era igual, le había colocado un lema alrededor (no me acuerdo cuál "memento mori", "winter is coming" o alguna mierdunga de esas) lo miraba y pensaba "creo que esto lo voy a quitar... más que nada porque en comic sans no me gusta" ¡WTF!

¿El ejecutor? mi colega el Penny, que hace unos trabajazos y además es buena gente. Ya me hizo el del pulpete en toda la lorza y como le hice pasar las de Caín con mis ataques de descojono (una reacción rara que me da cuando tengo mucha pupa) he probado a pincharme mepivacaína, porque la crema Emla me pareció poco la otra vez. Bastante bien, pero es verdad que el efecto es muy local (un radio de unos 4 cm) y se acaba pasando, momento en que te llega todo de golpe. No obstante he de decir que en el brazo duele menos que en la cintura. A ver qué tal me va con la cara interna del brazo, que ahí no llegamos a meternos y seguro que me lo voy a pasar pipa. Mis terminaciones nerviosas deberían estar hechas sólo para el placer... 

Jesús poniéndome la chuta

Penny creando mientras le dejaba

Para la próxima sesión creo que voy a tener la suerte de contar con asistencia profesional para la anestesia (no vayáis a pensar que el Jesus no lo ha hecho bien, pero le daba cosa pincharme al pobrecito mío). Por otro lado me han ofrecido ketamina, pero sé cuándo decir NO. Y os lo digo desde ya, muchachos y muchachas: decid no a las drogas, si os tatuáis apechugad con el dolor y nunca juguéis con un siciliano cuando la muerte está al acecho.



Los dos tattoos son parte de la misma historia que tengo en la almendra. Para resumir es "Clash of the Titans" convertido en metáfora. El cefalópodo con la calavera en la piel es Cetus, el monstruo marino, el Kraken, el Leviatán, el mal. Perseo se enfrenta a él y para vencerlo necesita conseguir la cabeza de Medusa, una de las tres gorgonas que tiene la propiedad de convertir en piedra a aquel que contempla su mirada. Etimológicamente su nombre significa protectora o guardiana y, de hecho, era un icono usado en grecia y en roma como protección. Digamos que en esta historia hay un mostruo, un héroe y una herramienta para la consecución de la victoria. El pulpo es mi monstruo, la representación de mis miedos, temores, defectos e inseguridades y la gorgona es mi medio para vencerlos: mis virtudes, fortalezas, mis capacidades y certezas de los que tengo que valerme para mejorar en la vida ¡Y yo soy un héroe! ¡woowiii!




En un par de semanas... Round two! Fight!

No hay comentarios:

Publicar un comentario