21 ago. 2012

J'amon!

Y para finalizar la semana de pánico... ¡el tattoo de la Yoa! 

Pernil magro
Lo dejamos a medias porque teníamos cosas importantes que hacer como tomar cerveza, que ella vive en Barcelona y nos vemos de tanto en tanto. Aunque somos colegas desde 5º
de E.G.B, no puedo decir que nos hayamos visto crecer porque nos quedamos en el metro cincuenta y pun, pero sí nos hemos visto evolucionar y dudo mucho que esa evolución hubiera tenido tanta calidad si no nos hubieramos dado la caca tantos años (lo de "dar la caca" es suyo, me despitoto cada vez que se lo oigo). 

Se vino para casa el sábado, después de que terminase el tattoo de Gabriel, nos contamos la vida y haciendo un poco de brainfakin: tacatá nos diseñamos una liga bien de bonita, que le gustan a ella las calaveras monas.

Como ya nos habían dado las ocho lo mejor iba a ser dejar la línea niquelada y dejar el sombreado y color para la próxima. Rapidito e indoloro, lo otro ya va a ser más rato, a ver qué tal cuando vuelva por aquí.

¡Un beso, You!

No hay comentarios:

Publicar un comentario