23 sept. 2012

Sumission complete!

Compartir un año junto a alguien no es asunto baladí, el tiempo no se compra ni se vende como si nuestras vidas formaran parte de un relato de ciencia ficción. 

Aunque mensurable, la cuarta dimensión es algo que relativizamos de manera involuntaria, dilata y contrae a placer en función de la inversión que hacemos de ella y no podemos hacer más que dejar que los minutos, las horas y los días pasen ante nosotros inexorablemente, dejando tan solo recuerdos y materia modificada que constituyen nuestro presente, tal como hacían los calvos de Dark City cuando "sintonizaban" la ciudad.


Y para celebrarlo, hoy, justo hoy, coincidiendo con el mismísimo día de la efeméride, K. ha decidido regalarle un tattoo a su sumiso P., con quien lleva un año "sintonizando" un presente común. Diseño de su puño y letra: un "property of" cargado de sentimiento, no sólo por la fecha en que se lo ha hecho, si no porque, en este caso, K. ha usado su firma personal en lugar de su nombre de Misstress y... joer, eso es bonito, llamadme romántica.




No hay comentarios:

Publicar un comentario