22 ene. 2013

Barroco tú (Parte III)

Este domingo nos pegamos una buena sesión de color acompañada una animada charla sobre frikadas varias que el irreductible Jorge aguantó estoicamente jugando a los marcianitos. 







Por el estrés de todas las horas que estuvimos pinchando carnes, las fotos dejan mucho que desear, los colores están muy subidos, la piel irritada y supurando felicidad, pero en un mes o así vuelvo a quedar con Esther por si hay que repasar algún color que no haya cogido bien y para meterle brillos en blanco y sombras en zonas que nos pida más contraste. Para entonces ya se verá más terminadito y los colores más como deben quedar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario