26 mar. 2013

Cover, cover que te pillo (Parte II)

No, hijos midos, no os he abandonado y voy a seguir contándoos mi vida un rato más. Llevo un mes sin ordenador, gorroneándole el mac al Jesus y estoy que me subo por las paredes, haciendo los diseños en papel, como si hubiéramos vuelto al medievo y apañándome a usar el cuadradico táctil del portátil para hacer cualquier cosa con el ordenador. Con un poco de suerte, la semana que viene ya tendré mi maquinita operativa para trabajar y cubrirla de caricias y de besos.

En este tiempo hemos ido avanzando aquel tattoo que empezó como un cover y ahora se nos está yendo de las manos, para bien, eso sí, que cada vez está más acabado y da más gusto verlo. Os dejo las fotos que le he ido sacando en las sucesivas sesiones, de las más recientes a las más alejadas en el tiempo, para que veáis el avance. No os extrañe ver chorritrenes de sangre donde debe haber tinta, que Ángel Luís si no es con cerveza no se tatúa y, como ya sabéis, sangruza y alcohol van de la mano en eso de tatuarse.

4ª sesión



4ª sesión
3ª sesión

3ª sesión
2ª sesión
2ª sesión

Quedaría por meter el lema que acompaña al diseño en el lado izquierdo, meter alguna flor más y darle acabado al fondo para integrarlo todo. 

En algún momento que encuentre la elocuencia suficiente os contaré alguna de las tontunas vácuas que me han tenido tan alejada del blog. No todo va a ser obra y milagros de Zio, además tengo un montón de recomendaciones, publicidad y buenas intenciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario