8 ene. 2014

Melpomaniac

De la mano de las musas y con pensamientos buenrollistas vino a tatuarse Virgi en un día muy especial: el grupo en el que actúa, Diverplay, cerraba su espectáculo de Navidad en la sala Galileo. Llevan unos años rodando por los escenarios y acercándose a los más pequeños a través de la música, el baile y los juegos... y los que les quedan.



Desde siempre (y con "siempre" me refiero a "siempre") su vida ha girado entorno a la música
y la danza, como una Björk de "Bailar en la oscuridad" pero sin gafas de culo de vaso y con bastante más salud mental. Andaba ella buscando una imagen que reflejase la pasión que siente por estas artes, algo alegórico o simbólico y dándole vueltas llegamos al diseño que ahora lleva en su antebrazo. A los pies de esta particular Melpómene y del revés, para que así Virgi lo tenga en cuenta cada día, podemos leer el lema "Don't worry be happy". 



Como seguro que os da curiosidad y más aún si tenéis niños, podéis escuchar su música, ver algunos vídeos de actuaciones pretéritas y enteraros de todas las novedades que están por venir en su página www.diverplay.es. Por cierto, algunos dibujicos que vais a ver ahí quizá os resulten familiares

No hay comentarios:

Publicar un comentario