21 feb. 2014

Sois grados de separación

No sé si sabes que estás a seis grados o menos de separación de Zio Dillinger. Últimamente tengo que apuntar en un excell las genealogías de la gente que viene a tatuarse que por regla general son el amigo de una amiga del cuñado de aquel del gimnasio, hijo de Arathorn el pequeño de la Paqui, la del primero derecha o algo así. Lo apunto más que nada porque luego me gusta comentar "oye, qué majo tal o cual" cuando me encuentro con las personas. Estoy trabajando mi sociabilidad fuera de las redes sociales, que es una cosa muy vintage y se vuelve a llevar. 

El caso es que Dani se puso en mis manos para repasarse un tribal que tenía y reinventar el concepto hacia algo más maorí.







El tattoo original era el tribalete del centro, que estaba ya bastante cascado.


El muchacho se ha venido arriba y la intención es continuar este maorí, en principio hasta el codo, aunque con estas cosas uno no sabe si acabará llegando a la nalga.

Hace poco tatué a su cuñada. como no hice post lo pongo en éste y así lo veis, una cosa muy sencillita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario