16 mar. 2014

Fosa común

El último consejo que me han dado es que tome avena para la ansiedad, de esa manera dejaré de comer y fumar compulsivamente. Ahora sólo comeré y fumaré avena. Otro remedio sería currar menos, pero es un lujo que no me puedo permitir.






Como tengo atrasadas un par de cosas que postear lo voy a meter todo aquí a modo de fosa común. Tres tatuajes de de gente que no se conoce en absoluto pero que se han dejado
caer por mi estudio, cada uno con su historia personal, como si esto fuera una película coral en las que tres cuentos independientes se entrelazan por un nexo común: menda.

EL CUERVO

Tatué a Juanma, alias Cuervo, hace ya unos años. Ahora quería darle un último toque a su tatuaje de la espalda para añadirle una especie de amuleto de protección y un segundo cuervo y así tener a Hugin y a Munin (pensamiento y memoria) susurrándole al oído.




LA PELUQUERA

Mariví también pasó antes por mis agujas para tatuarse una peluquera en el marco de un espejo. la peluquería es su profesión y su pasión, de hecho en breve iba a presentarse a un certamen nacional de los que va gente buena, buena (disculpad mi increíble capacidad de síntesis, que ella me dijo cuál era, cuando tendría lugar y cómo de gordo era el premiaco pero no lo recuerdo). 



Augurando la buena fortuna que seguro que tendrá en la vida una moza tan echada para delante ha rodeado a su peluquerita de varios elementos: Un anillo de diamantes (riqueza), un corazón con cerradura acompañado de su llave (el control sobre sus sentimientos), un zapato de cristal (la virtud y la nobleza que se aperciben como frágiles), un príncipe rana que lanza un beso (el amor que aparece de manera aleatoria e impredecible) y un cupcake-calavera AKA magdalena (la dulzura de la vida efímera), todo ello rodeado por estrellas que evidencian que los astros están de su parte.

LA SARDINA

Natalia es compañera mía en el curro desde hace casi ya dos años y quería taparse un tatuaje antiguo al que le había cogido bastante manía y que ella ya había bautizado como "La Sardina". Le hice un diseñete de unas flores que le gustó mucho y la verdad es que hemos conseguido que no se vea la sardina por ninguna parte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario