24 may. 2014

No dejo de fumar por si algún día me toca resurgir de mis cenizas

Por suerte nunca me han llegado a consumir por completo las llamas. Claro que he tenido épocas bajas, pero quizá sólo me haya tocado resurgir de mis ampollas.


Parece que Kike sí ha estado más quemado que la pipa de un indio y siente que en más de una ocasión le ha tocado pasar las del Ave Fénix, por eso lleva una buena temporada
queriéndose tatuar uno, no le vamos a quitar la ilusión al muchacho.










No hay comentarios:

Publicar un comentario