22 jun. 2014

Como dijo Howard Carter: "Pienso luego Egipto"

El Udyat es un símbolo de sobra conocido por todos. Lo usaron los egipcios, los romanos, los alquimistas, los masones, los iluminati y los goticazos para representar sus cositas. En general su simbología siempre ha estado asociada a la protección, a la sanación y capacidad de renacer.


Para Albert el ojo de Horus tiene un significado especial. El que ha elegido tatuarse es una versión de su propio ojo, de esa manera, además de protección y buena suerte, este
tattoo le recuerda que la fortuna y el cambio vienen de dentro de uno mismo y no hay más amuleto que valga.


La historia del famoso ojo, se remonta a cuando los dioses egipcios se daban de tortas en el principio de los tiempos. Horus, el dios halcón hijo de Osiris, perdió el ojo tratando de vengar a su padre, asesinado por su hermano Seth para ocupar el trono. Vino Thot, que cuidaba de Horus desde bien guacho, y le cambió el ojo perdido por el udyat que además de hacerle recuperar la vista en 3 dimensiones le concedía poderes especiales.

Si revisamos las mitologías de las diferentes religiones que existen y han existido siempre nos encontramos a dioses, titanes, ángeles o arcángeles dándose de tollinas por las lindes en el albor de los tiempos. Sólo os digo una cosa: alienígenas.

1 comentario: