9 jun. 2014

Made in spain, tatuado en su piel

Cien mil watios de sol alumbrándome cada día. 



Pese a que Virgi y yo estuvimos tarareándole la canción con la que La Década Prodigiosa quedó undécima en el festival de Eurovisión del 88 no conseguimos disuadir al Gerar de
que se lo tatuara, cosa que le enaltece en un mundo en el que la gente pierde la convicción a la mínima de cambio.


Y aún se llevó un poco más de tinta. Además del "sello" se hizo su fecha de nacimiento, por si le queréis felicitar en Octubre y una cruz, por nuestro Señor, que el pobre ni iba tatuado ni nada. 

Al principio pensó en hacerse una mano de Fátima, pero cambió de opinión cuando leyó que algunas de las cosas que simbolizaba era los cinco libros de la Toráh, los mandamientos del Corán y que es un amuleto contra la ira, entonces fue cuando se cagó en todo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario