31 mar. 2014

Maorí de a pocos

Hemos dejado casi casi a punto el maorí de Dani, le queda sólo otra sesión para meterle alguna pieza más por detrás y darle un repaso a las zonas que han quedado un poco agrisadas.


Le ha querido añadir dos brazaletes negros debajo del codo, independientes del conjunto,

22 mar. 2014

Ya llegó la primavera con sus cover

Pues he tenido esta mañana por aquí a Vega y a Santi, que suelen venir al gym a ponerse macizos. Le habían seguido la pista al cover que le hice hace poco a mi compañera Natalia y quería Vega taparse una rosa que tenía tatuada en el tobillo desde hace ya un buen número de años.


En un ratillo se lo hemos apañado mientras echábamos una entretenida plática, aunque me

16 mar. 2014

La decisión fue un-anime

No por que consultara acerca de qué tatuarse, que eso Nogara lo tenía muy claro, si no porque lo que está componiendo en su pernil es un conjunto de diferentes historias y personajes que aparecen en el cine de anime del Estudio Ghibli.

¿Y por qué en el muslo? Porque a Ponyo le gusta el jamón.


Hace unos meses empezamos con esta idea dejando un poco solitaria a la muñequita de "La tumba de las luciérnagas" y ya iba siendo hora de que le hicieran compañía. Podemos ver a Totoro liberando unas mariposas, a Ponyo saliendo de debajo de una medusa, a unos susuwataris recogiendo estrellas y unos kodamas moviendo sus cabecillas en segundo plano. 


Fosa común

El último consejo que me han dado es que tome avena para la ansiedad, de esa manera dejaré de comer y fumar compulsivamente. Ahora sólo comeré y fumaré avena. Otro remedio sería currar menos, pero es un lujo que no me puedo permitir.






Como tengo atrasadas un par de cosas que postear lo voy a meter todo aquí a modo de fosa común. Tres tatuajes de de gente que no se conoce en absoluto pero que se han dejado

2 mar. 2014

Cosas que sólo pueden suceder un Dies Iovis

Jueves, día de Júpiter. Y tal y como Júpiter auspició a Herácles en sus doce trabajos Despertalia fue el guía en la gymkana preparada para un grupo de cuarenta y pico nerds de una empresa de informática.

No fueron doce, pero sí unas cuantas pruebas las que tuvieron que superar estos muchachos y muchachas durante la gymkana, en los que se enfrentaron a temibles serpientes,